República Dominicana

Noticias

Sepultan cadáver del cabo policial de la escolta del ministro de Interior

Guayubin, Montecristi.- En medio de profundas muestras de dolor y con la presencia del ministro de Interior, Carlos Amarante Baret y sus familiares más cercanos, fueron sepultados aquí a primeras horas de este miércoles los restos del cabo policial Charlie Valerio Estévez, asesinado la noche del lunes próximo a su residencia, en Manoguayabo, por desconocidos que huyeron con su arma de reglamento.

Antes de su sepultura, al cabo Valerio Estévez le fueron rendidos los honores correspondientes por una guardia de la Policía Nacional, encabezada por el general Suardí Correa, director regional Noroeste. La Bandera Nacional le fue entregada a los familiares por el coronel Victoriano Fabián.

El panegírico fue pronunciado por Amarante Baret, quien viajó al sepelio en el cementerio municipal de Guayubin  acompañado de su esposa e hijos.

En sus palabras, el funcionario destacó las cualidades éticas y morales de Valerio Estévez, sus deseos de superación y su amor por su profesión de policía, “a la cual servía con entereza y dedicación”.

Montecristeños de todas las edades y estratos sociales asistieron al sepelio, realizado a las 9:00 de la mañana en el cementerio municipal.

Amarante Baret, su esposa e hijos, los padres y demás familiares del cabo asesinado caminaron hasta el nicho donde fue sepultado el cadáver.

Valerio Estévez fue asesinado la noche del lunes próximo a su residencia en el sector La Venta, de Manoguayabo por desconocidos que huyeron con su arma de reglamento. 

El ministro de Interior, Carlos Amarante Baret, mostró su profunda indignación y consternación por el asesinato del cabo policial Charlie Valerio Estévez, asignado a su escolta, por desconocidos que lo asaltaron y despojaron de su arma de reglamento próximo a su residencia, en el sector La Venta, Manoguayabo.

El agente fue interceptado luego de guardar su vehículo en un garaje cercano a su vivienda. Residía junto a su esposa y un hijo de apenas siete meses de nacido en el barrio El Antillano, kilómetro 10 de la antigua carretera Duarte.

Tan pronto se enteró del hecho, Amarante Baret  se presentó al lugar la misma noche del lunes junto a su esposa, la señora Miguelina García, y  de ahí se dirigió al hospital Marcelino Vélez Santana, adonde fue llevado el cadáver, para diligenciar la realización de la autopsia. 

Desde el centro asistencial, Amarante Baret se comunicó con el director general de la Policía Nacional, mayor general Nelson Peguero Paredes, y el jefe del Departamento de Investigaciones Criminales (DICRIM), general de brigada Ney Aldrin Bautista Almonte, para que encaminen acciones que den con los asesinos del cabo Valerio Estévez.

Amarante Baret reiteró el compromiso del gobierno y el suyo propio de seguir trabajando junto a la sociedad en el combate al crimen y la delincuencia, para lograr un país más seguro.

Dirección de prensa. Miércoles 7 de junio, 2017.